Mano a mano contra la contaminación cruzada

Durante el pasado mes de febrero asistimos a la primera reunión anual de Hillrom. Entre otras novedades, quedamos asombrados con las posibilidades que ya dan las «Smart Beds» a los hospitales y clínicas.

Se lleva tiempo hablando de camas conectadas o «Smart Beds» pero ahora podemos afirmar que esto, ha pasado, de ser anecdótico, a ser una realidad.

Podemos registrar todo tipo de datos que la cama recoge de cada paciente como la evolución del peso, las horas encamado, los tiempos de respaldo en una determinada angulación… Incluso podremos ver en tiempo real el estado de cada cama de la unidad en una pantalla de control. Dónde se encuentra, en que posición, cómo están colocadas las barandillas, si está en posición segura y muchos parámetros más. En total son más de 30 los parámetros que podemos elegir que la cama registre o muestre.

Verdaderamente impresionante y útil.

También quedamos encantados con la ayuda que ofrecen los manguitos desechables EcoCuff para controlar las infecciones cruzadas o nosocomiales.

Los EcoCuff son unos manguitos de tensión compatibles con cualquier tipo de tensiómetro y que además cuentan con la versátil y cómoda conexión «flexiport» de WelchAllyn.

Son ecológicos y de un solo paciente. Es decir, el paciente utilizará el manguito durante toda su estancia. En el momento que salga de la estancia el manguito se desecha. Gracias a su modo de fabricación y sus características ecológicas nos aseguramos de potenciar el respeto por el medio ambiente de nuestro centro.


Por lo tanto los EcoCuff son una apuesta segura y una inversión contra la contaminación cruzada dentro del hospital. Creemos que es de vital importancia que en áreas como las de aislados, cuidados intensivos, quirófano o urgencias se disponga de este tipo de manguitos de tensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *